Bajante histórica del río Paraguay tiene consecuencias directas en la toma de agua cruda

La bajante del río Paraguay afecta a la toma de agua cruda en la cantidad de agua que ingresa al pozo de succión. Actualmente el río Paraguay se encuentra en 53.73 metros sobre el nivel del mar, esto significa menos 0,31 metros de lo que debería medir en esta época del año, que es 54.04, considerando el cero hidrológico del Puerto de Asunción.

Las consecuencias, que son varias, incluyendo la navegabilidad, también guardan directa relación con la toma de agua cruda, pues disminuye el rendimiento de las bombas, que producen menor cantidad de metros cúbicos enviados a la planta. 

Para reducir riesgos en la producción, la ESSAP ha instalado bombas arroceras cuya función es cargar el pozo de succión para mantener el nivel mínimo requerido, de tal manera que las bombas puedan seguir operativas y sostener la producción de agua potable.

Por otra parte, se prevé la instalación de tres bombas más, con el apoyo de la Entidad Binacional Yacyreta, y una más de reserva a ser adquirida por la ESSAP. De esta manera las bombas podrán seguir operativas y sostener la producción de agua potable.

Sin embargo, los esfuerzos deben ir acompañados de una racionalización del uso de agua potable por parte de la ciudadanía. Es decir, utilizar solamente para uso de aseo personal y consumo y, en lo posible, evitar para la carga de piscinas, riego de veredas y asfalto, entre otros.

El pico mínimo histórico del río Paraguay se dio en octubre del 2021, que fue menos 0.75 metros sobre el nivel del mar, y aún así las operaciones siguieron con normalidad.

09 de febrero del 2023